T H A L A S S A   S E R I E
P A I S A J E S  M A R I N O S


 
 

Yo nací para estar en la playa y, ¡mis pinturas también!

Siempre sentí una gran atracción por el océano. Su inmensidad parece ampliar mis pensamientos. Su carácter variable lo hace tan misterioso. Dos olas iguales no las hay pero su ritmo es meditabundo.

El rocío del mar hace maravillas para mi cuerpo, pero desafortunadamente no tanto para las cosas materiales. Sello mis pinturas con una resina que les permite resistir la vida cerca del mar.

Dentro de mis paisajes marinos, que yo los llamo Thalassa (por el nombre de la diosa de la antigua Grecia), incorporo algo de arena y madera traída por el mar que encuentro en la playa. Cuando las pinto, intento no prestarles mucha atención a los detalles sino que trato de traerle algo nuevo al género con mi propia técnica y de expresar a mí manera lo que siento cuando estoy en la playa.

Soy muy afortunada de vivir tan cerca del mar y de recibir su energía inspiradora.

Chantal P. Durocher



  C O N T I N U A R